Incendio en Chol Chol: Funcionarios de Bosques Cautín destacan por su compromiso.

Desde las tragedias surgen aprendizajes y muestras del espíritu y valores que mueven a las personas.

A través de estas líneas reconocemos a Josefina y Florentino, colegas de Bosques Cautín quienes en la labor realizada, desde cada una de sus posiciones, en el incendio registrado entre el 2 y 4 de febrero en Chol Chol, donde resultaron afectadas más de 2500 hectáreas de plantaciones y decenas de familias resultaron damnificadas.

Ambos reflejan el espíritu de aportar, incluso en momentos que la emergencia podía estar afectando a sus seres queridos.

Ambos son cholcholinos y tuvieron que apoyar a las brigadas de combatientes de incendios, dejando de lado a sus familias y sus casas, en una emergencia que en cada uno de sus casos, casi llegó a escasos metros de sus viviendas.

Por eso, desde Bosques Cautín, la empresa reconoció la entrega y sacrificio de Josefina y Florentino, quienes no dudaron en ponerse a disposición del combate de este incendio, que afectó al patrimonio de la compañía, al de sus socios del PFM y de los vecinos.

El subgerente de Asuntos Sociales, Ambientales y Prevención de Riesgos de Bosques Cautín, Luis Alfaro, quien lidera este equipo, destacó el compromiso de Josefina y Florentino. “Valoramos profundamente lo que hicieron ellos, quienes son nacidos y criados en Chol Chol, con sus padres originarios de estas comunidades. Aparte de lo que ellos hacen en lo operativo, se caracterizan por su labor social, donde están muy comprometidos. Vimos su trabajo en este incendio, donde trabajaron más de 5 días. Josefina nos dijo: “No se trata de cuidar los bosques, se trata de cuidar las vidas y a nuestros vecinos y socios”. Por eso, ellos llegaron con la ayuda de Bosques Cautín para mitigar un poco el dolor de esta tragedia”.

La jefa de Gestión Social de Bosques Cautín, Josefina Antinao, contó que este incendio, por sus características y su propagación rápida fue muy fuerte en lo emocional, pero que poco a poco se han ido recuperando. “Aquí nos mentalizamos como equipos para poder controlar el incendio y apoyar a todos los combatientes. Pero, nunca en mi mente se me pasó que podríamos tener un incendio en mi sector, donde vivo con mi familia, ya que el fuego llegó a 500 metros de mi casa”.

Tras el incendio, explica, la oportunidad de haber podido llevar ayuda a las familias vecinas afectadas fue muy bueno. “Al estar con los vecinos, les pudimos escuchar y contener. Nos agradecieron la ayuda, sobre todo que los hayamos acompañado y que Bosques Cautín haya estado con ellos en esta tragedia”.

El administrador predial de Bosques Cautín, Florentino Colipí, quien se desempeña en el Área Sur de la empresa, relató lo que significó esta emergencia. Él vive en Cholchol y es vecino de varios de los afectados, a quienes conoce desde siempre. Por eso, el incendio del primer fin de semana de febrero, en el cual estuvo trabajando en apoyo a las brigadas de incendios que lo combatieron, lo impactó mucho.

“Es lo más doloroso de los incendios que me ha tocado vivir en estos 10 años. Lamentablemente, aquí resultaron afectadas comunidades indígenas. Soy de acá con mi colega, somos vecinos y se siente indignación y dolor. La magnitud, la velocidad de propagación del incendio fue enorme. Como funcionarios de Bosques Cautín hicimos el catastro para llegar con ayuda a los afectados del sector”.

“Antes de este megaincendio, llevábamos varios días combatiendo incendios en Chol Chol, con un gran desgaste. Como empresa hemos tratado de abordar todos los incendios, pero no es posible por la cantidad de personal y el cansancio de los combatientes”.